viernes, 30 de enero de 2015

Antonio Morales

Antonio Morales Galavís había nacido en la actual Bogotá, el 6 de septiembre de 1784, ingresando a estudiar jurisprudencia y letras, graduándose de abogado. Como vimos, hizo parte de los tumultosos hechos del 20 de julio de 1810 en la capital del virreinato junto a su padre Francisco Morales Fernandez, figurando posteriormente en la Junta Suprema como Secretario de la sección de Gracia y Justicia. Cuando la reforma del Supremo gobierno en octubre de 1810, Antonio Morales fue nombrado secretario de la Junta Legislativa.

Cuando el 24 de agosto de 1811 llega el acta de independencia de Caracas, el capitán Antonio Morales y su padre llevaron a la plaza mayor la banda del batallón provincial y docenas de cohetes (voladores) para las fiestas. El 15 de octubre de 1811 parte con una expedición militar de auxilio de Ocaña, luego sabemos de él durante la campaña del Norte con el general Antonio Baraya, quien fuera derrotado por Antonio Nariño.

En Abril de 1816 cuando arribaban a la capital las tropas de Pablo Morillo, Antonio Morales figuraba en Ubaté mandando un escuadrón. Fue en esa población que el señor Francisco de Paula Santander decide retirarse a los llanos en espera de mejores tiempos. Junto a él marcha el señor Antonio Morales.

Para 1818, en Casanare tuvo una destacada actuación el señor Morales, como miembro del estado mayor. Fue designado como diputado al congreso de Angostura, junto con Francisco Antonio Zea y con los coroneles Vergara y Uribe, pero declinó el ofrecimiento.

En 1819 cuando Bolívar y Santander planeaban la última parte del Paso de los Andes, Santander era jefe de la división de vanguardia, siendo el coronel Pedro Fortoul, jefe del Estado Mayor y el Teniente Coronel Antonio Morales[1], subjefe. Triunfando las tropas libertadoras en Gámeza, el 11 de julio, Morales fue enviado, con el rango de Coronel junto a su homónimo Fortoul para que insurreccionasen las provincias del Socorro y Pamplona.

En 1820, mes de noviembre, parte junto al Teniente Coronel Jose Moles, a anunciar en Quito los Tratados de Armisticio y Regularización de la Guerra, que Bolívar había firmado con Morillo, para demarcar la línea divisioria. En ese territorio hubo de cumplir esta delicada labor diplomática, encontrándose con que la Provincia de Guayaquil, dependiente del Perú, no estaba incluida en el armisticio; hubo que esperar hasta el triunfo de Pichincha y la presencia de Bolívar para finiquitar este asunto. En territorio ecuatoriano se convirtió en la mano derecha de Antonio Jose de Sucre; de la comandancia general de Guayaquil pasó Antonio Morales a la jefatura de Estado Mayor de la División del Sur. En ejercicio de tal cargo combatió en la batalla de Pichincha el 24 de mayo de 1822 [2]. En 1823 es ascendido a General de Brigada y lo confirmó como Comandante General de Guayaquil.
Dos años más tarde es nombrado Ministro Plenipotecario cerca del gobierno de Guatemala, gestión que cumplió hasta noviembre de 1829, llegando a Guayaquil en febrero de 1830 [3].

Cuando el Ecuador se independizó de Colombia, don Antonio Morales fue el ministro de guerra del presidente Rocafuerte. Vienen después varios años de los cuales no poseo documentación. Solo sé que hasta 1845 dejó el Ecuador y pasó a radicar se en Panama, en la población de Penonomé.
El 20 de julio de 1847 fue inscrito como General de la Nueva Granada, comandando las fuerzas militares de Panamá y, en cuyo cargo le sorprendió la muerte el 8 de junio de 1852.
[1] Se había casado en Santanfé con Mariana Espinosa y Prieto, con quien procreó dos hijos: Nicolás y Gertrudis. En 1821 fallecería la ilustre señora, quien había pasado alejada de su esposo por los avatares de la guerra.
[2] Ese mismo año había vuelto a contraer nupcias con doña Carmen Vítores, en Guayaquil.
[3] Todavía en 1836 reclamaba al gobierno de Bogota la cancelación de sus sueldos.

Ediciones 2011-15

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada