jueves, 18 de septiembre de 2014

Rafael Reyes-historia-biografia

Rafael Reyes historia,biografía. Nació en el Valle del Cuche, vereda de Tunguaquita, Municipio de Santa Rosa de Viterbo, departamento de Boyacá. No existe precisión sobre su fecha de nacimiento, pero podemos acercarnos un poco mediante su partida de bautismo, que dice que este ritual se cumplió el 5 de diciembre de 1849 y que su nombre completo era José Gregorio Ambrosio Rafael Reyes, hijo legítimo de Ambrosio Reyes y Ana Antonia Prieto; abuelos paternos Manuel Antonio Reyes y Juana Moreno; abuelos maternos Rafael Prieto y Concepción Solano; fueron sus padrinos el presbítero Francisco de Paula Abella y la señora Rosalba Fonseca.Si se hubiere ceñido este bautismo a la tradición, se habría hecho dentro de los 15 días siguientes al nacimiento.

La infancia de Rafael Reyes transcurrió entre las propiedades de sus progenitores, las más grandes de la vereda Tunguaquita. Descendía por línea paterna de Don Juan Bautista de los Reyes, natural de Burgos, quien arribó a territorio colombiano en una de las expediciones del siglo XVIII como capitán y cabo de las tropas de Don Juan de Borga, enviadas por la Real Audiencia para pelear contra los pijaos. El padre de Rafael Reyes, Ambrosio Reyes contrajo matrimonio en dos oportunidades: su primer matrimonio fue con doña Angélica Fonseca, con quien tuvo 5 hijos, entre ellos Elías y Clotilde; enviudó siendo muy joven y volvió a casarse, esta vez con Antonia Prieto y Solano, procreando cuatro hijos: María, Enrique, Rafael Y Nestor. Por línea materna desciende don Rafael Reyes de Don José Prieto Salazar, español llegado al Nuevo Reino de granada en 1750 para organizar la Casa de la Moneda de Santa Fe y otras obras públicas de interés para el Virreinato.

Su hogar estuvo marcado por la religión y la estricta disciplina, tan radical, que don Ambrosio hacía levantar a la familia a las 4 de la mañana a rezar.Doña Ana Antonia Prieto y Solano enviudaría pronto quedando con la responsabilidad de los 9 hijos, fruto de los dos matrimonios de su esposo. La guerra civil de 1854 los deja en precarias condiciones económicas. Mientras tanto Rafael Reyes cursaba sus estudios primarios en las escuelas de Santa Rosa de Viterbo y Duitama; luego asistiría a los colegios de nuestra señora del Rosario y el colegio Colón de Tunja. Cumplidos los 15 años Rafael Reyes se desplazaría hasta Duitama. Es preciso mencionar que en 1862, a los 12 años de edad fue obligado a alistarse en las filas del ejército conservador que combatía en Sotaquirá, Boyacá, alejándose de la milicia hasta 1885.

A los 17 años comenzaría Rafael Reyes su vida de comerciante. Viajó hasta Popayán donde su medio hermano Elías Reyes, con quien constituyó una sociedad "Elías Reyes y hermanos". Se vivía la fiebre de la quina en Colombia. Los hermanos Reyes harían su primera expedición para explotar la quina, en 1866, llegando a límites con el Ecuador, explorando bosques de quina en abundancia.

En 1872 Rafael Reyes viaja a Europa para atender las obligaciones que tenía la sociedad con banqueros franceses (Fould Freré de París). Llegado al país, emprende una exploración por los actuales territorios del Putumayo. En 1875, luego de un mes de travesía llegaron a orillas del río Putumayo; hallaron a los indios Mocoas con quienes hicieron los intercambios de rigor y prosiguieron su correría hasta llegar al Amazonas, más exactamente a Belén de Pará y Río de Janeiro, donde estuvo en compañía del  emperador don Pedro II. Levantaría a su regreso, don Rafael Reyes un mapa muy completo de la región.

Como colofón a estas andanzas deciden colonizar el Putumayo, para lo cual necesitaban los hermanos, financiación, recurriendo a varias personas para hacerlo, haciéndose socias de los hermanos Reyes. La empresa fracasó estrepitosamente.Durante este proyecto murieron dos hermanos de Rafael Reyes:Enrique, por fiebre maligna; Nestor, perdido en las selvas del Putumayo. Y como si fuera poco, su sobrino Alejandro, falleció de paludismo. Le quedarían a Rafael Reyes muchas deudas. No obstante su labor colonizadora fue exaltada por la Segunda Conferencia Internacional Americana celebrada en México el 30 de diciembre de 1901, decidiendo otorgar una placa a los exploradores fallecidos. Luego, el 29 de abril de 1907, la Asamblea Nacional constituyente y legislativa aprueba la ley 12, que ordena levantar un monumento en honor a sus parientes caídos durante esta labor colonizadora.
Su labor de viajero incansable lo llevó por todas las geografías, no solo en Colombia, América y medio mundo.

Como militar, Rafael Reyes participaría en las campañas de Panamá (1885) -año en que se vincularía a la vida pública nacional, inicialmente como capitán en el Cauca y 15 días después como Coronel; luego de las victorias de Roldanillo y Santa Bárbara, Rafael Reyes es ascendido a general-, Costa Atlántica y Santanderes (1895), siendo jefe del Estado Mayor del ejército nacional en operaciones en la costa atlántica.Es en este año de 1895 cuando Rafael Reyes, ostentando el título de "General en Jefe del Ejército de Operaciones sobre el río Magdalena, la Costa Atlántica y Santander", logra el 15 de marzo, la victoria de Enciso, derrotando a los rebeldes y ganando prestigio en el gobierno de Miguel Antonio Caro, motivo por el cual se le harían muchos homenajes.

Rafael Reyes sería designado delegado al Consejo Nacional Constituyente de 1886 por el gran Cauca.
En 1887 Reyes viaja a Londres como miembro de una misión confidencial, que tenía como misión logar acuerdos relacionados con la creciente deuda externa del país;el 13 de febrero de 1888 es nombrado Ministro de fomento por el presidente Rafael Núñez: dentro de sus logros más significativos en este cargo, estuvo el impulso dado a las comunicaciones, logrando implementar las redes telegráficas en varias regiones de Colombia.

Entre 1890 y 1894 es parlamentario representando al Estado del Cauca, defendiendo enfáticamente los derechos de las comunidades religiosas y de la enseñanza católica (es considerado protector de las comunidades maristas, salesianas, jesuitas...etc). En 1895 es designado ministro de gobierno de la administración de Caro, cargo del cual es relevado en 1895.
El congreso Nacional en 1898 nombra al general Rafael Reyes como Designado, para ejercer el poder ejecutivo entre 1898 a 1902.En 1903 es Enviado extraordinario y Ministro Plenipotecario en Francia.
Siendo presidente del congreso en 1904, Rafael Reyes dió posesión al presidente de la República, Carlos Holguín.

Antes, deberíamos mencionar que Rafael Reyes, en 1903 asistió a Washington como jefe de una misión a raíz del movimiento separatista del Canal de Panamá, la idea era hacer valer y respetar la soberanía de Colombia en Panamá.Al final su misión fue infructuosa.
Al terminar el periodo del vicepresidente Manuel Marroquín, Colombia se desangraba en la guerra de los míl días; la situación económica era calamitosa. Para las elecciones presidenciales solo el partido conservador se presentaría y con dos candidatos, don Rafael Reyes y Joaquín F. Vélez. Al parecer el presidente Marroquín era afecto de Reyes y lo apoyó, por encima del otro candidato.¿Cómo se escogía presidente de la República en ese tiempo? La constitución de 1886 preveía que el pueblo escogiera electores quienes a su vez votaban presidente y vicepresidente de la nación.

El 7 de diciembre de 1903 se escogieron los electores y el 2 de febrero de 1904 se sufragó para presidente y vicepresidente, escogiéndose al general Rafael Reyes por 994 votos contra 982 del general Vélez. Nada fácil la tuvo la verdad. Y hubo escándalo por posible fraude, en la provincia de Padilla, donde el general Juan José Iguarán lideraba pero no tenía candidato fijo. Lo cierto es que se determinó que no hubo tal fraude.

En 1904 asume la presidencia Don Rafael Reyes, un boyacense práctico y buen administrador, amigo de las clases adineradas- resolviendo el divorcio existente entre el partido dominante, el conservatismo nacional y las clases poseedoras-, empeñado en reforzar el proceso de centralización política y fiscal. Algunos líderes conservadores como Pedro Nel Ospina, criticarían fuertemente sus excesos.
El presidente asumió su cargo el 7 de agosto de 1904, pronunciando un discurso donde esboza su programa de gobierno, que lo denomina de "Reconstrucción nacional". Como el jefe del congreso no quiso tomarle el juramente de posesión, lo hace ante el vicepresidente José Vicente Concha. Recalca la necesidad de lograr la paz, realizar obras que fomenten y orienten la educación, fortalecieran el fisco nacional y llevaran al país por el camino de la industrialización.

El primer gabinete ministerial de Rafael Reyes fué (7 de agosto de 1904): Para el departamento administrativo de gobierno, D. Bonifacio Vélez; para relaciones exteriores, Enrique Cortés; para Hacienda, Jorge Holguín; para la cartera de guerra, Diego A. de Castro; para el ministerio de Instrucción pública, Carlos Cuervo Márquez; para el Tesoro (actual ministerio de Hacienda), Lucas Caballero.Como cosa curiosa nombró a dos miembros del partido liberal (Lucas Caballero y Enrique Cortés), algo que nos se hacía desde unos 50 años atrás.Estando atrasados los sueldos y raciones del ejército, el pago de los empleados del poder judicial y la gente de telégrafos, pidió a la junta central de emisión un préstamos de cien millones de pesos en papel moneda para ponerse al día con estas obligaciones (octubre 3 de 1904). Teniendo líos de caja , pide al Congreso reformas y que le aprueben proyectos de ley para gestionar más recursos vía aduanas, salinas, gravando la propiedad raía, para lo cual convoca a sesiones extraordinarias, del 17 al 30 de noviembre de 1904.

Las sesiones se prolongaron hasta el 13 de diciembre pero por oposición de sus detractores , no hubo quórum. Ante esta falta de colaboración del Congreso, don Rafael Reyes, decreta el 1 de febrero de 1905 la convocatoria de una Asamblea Nacional, a reunirse el 15 de marzo para expedir la Ley de Presupuestos de Rentas y Gastos. Estos fueron los diputados principales de dicha asamblea nacional: Antioquia, Rufino Gutierrez, Rafael Uribe, Victor Manuel Salazar; por Bolívar, Carlos Velez D., Dionisio Jiménez, Francisco de P. Manotas; Boyacá, Salvador Franco, Sergio Camargo, Ignacio R. Piñeros, Fernando Angulo, J. M. Quijano Mallis, Manuel Carvajal Valencia; Cundinamarca, Ramón González Valencia, Juan E. Manrique, Marceliano Vargas; Magdalena, José F. Insignares S., José Genecco Colorado, Severo F. Ceballos; Nariño, Samuel Jorge Delgado, Luciano Herrera y Bernardo de la Espriella; Santander, Luis Cuervo Márquez, Benjamín Herrera y Luis F. Uribe Toledo; Tolima, Enrique Restrepo García, Maximiliano Neira y Rafael Camacho.

Esta Asamblea Nacional constituyente expide 10 actos legislativos reformando la constitución de 1886, por ejemplo: los magistrados de la corte y los tribunales superiores dejaron de ser vitalicios, se reforma la división territorial del país para acabar con grandes focos de poder regional, etc. Por medio del decreto legislativo No 7 de enero 17 de 1905 se creó el Ministerio de obras públicas. Se dió prioridad a las vías ferroviarias, las carreteras y a los caminos de herradura.Las redes telegráficas se ensancharon. Se combatió sin cuartel a la lepra, que hacía estragos en el país.

Don Ramón Gonzáles Valencia era su Vicepresidente hasta 1905, año en que renunció (al parecer, dicha renuncia no tenía validez legal, por ser hecha ante «quien no correspondía aceptarla»).[1].Empezó su gobierno pluralista, con una orquestada campaña de desarme en todos los niveles de la población, minimizando la posibilidad inmediata de otra revuelta, dándole una participación simbólica al liberalismo en el gobierno (dos de los seis ministerios existentes)-y al mismo conservatismo histórico-. Uno de sus objetivos urgentes era el de arremeter contra los intereses regionalistas (gamonales), arraigados profundamente, reorganizando políticamente el país para reducir su poder, subdividiendo los Departamentos, a sabiendas que reduciría el área de control sobre el cual los caudillos tendrían autoridad e imperio, además que nuevas divisiones despertaban lealtades y un nueva burocracia que entraría a competir con la anterior.

El clero reiteraba sus condenas al liberalismo y a las nuevas relaciones partidistas en la manejo de la nación, alimentando la inquina y la división. Es, cronológicamente, a partir de su gobierno, que el liberalismo experimenta un rompimiento con el radicalismo ideológico e incorpora la idea de Rafael Uribe de un Socialismo del Estado, donde el papel estatal sería la de estimular el desarrollo económico, equilibrar las antagónicas aspiraciones de clases, así como regular las condiciones de trabajo, el establecimiento del descanso dominical y la asistencia social. Valga la pena aclarar que oficialmente el liberalismo, solo hasta 1922 adoptó estos postulados y los incorporó a su programa oficial.

El gobierno Reyes implantó una reforma militar y policiva, iniciando la creación de una clase profesional de oficiales capaz de ejercer constitucionalismo y fomentar la paz. Así mismo integró el ejército a un proceso de servicio social de la nación, sin precedente alguno en nuestra crónica. Así mismo, durante este mandato, ingresaron al escenario social los mal llamados grupos de presión. Como en todo proceso de ajuste hubo sectores afectados y descontentos, tal cual era el caso de los agiotistas, especuladores y rematadores de rentas, como Pepe Sierra, que debido a la estabilidad de la tasa de cambios, a la aplicación de algunos programas de crédito para la producción industrial y agrícola, a la natural reducción de las tasas de interés, vieron mermadas sus posibilidades aceleradas de enriquecimiento. El gobierno llamó a la creación, no solo de un banco que regulase la política monetaria, sino, que administrara las recién nacionalizadas rentas de licores, tabaco y degüello; se vincularon 18 accionistas. Durante su gobierno el Estado asumió el rol protagónico, siendo intervencionista por principio, coyuntural y no permanente porque el estado era un pésimo administrador según la idea del General Reyes.

Los señores José María Sierra, Nemesio Camacho, Pedro Jaramillo, José Salazar, Federico Montoya, Rodolfo Gonzáles y varios más, constituyeron la sociedad anónima que organizó el Banco Central de Colombia (10 de marzo de 1905). El capital social debía ser de $8.000.000, dividido en 80.000 acciones de $100 cada una. Las acciones eran al portador y daban derecho a un voto en la Asamblea General de Accionistas.A este proceso reformista y de ajustes, hubo oposición bipartidista y fue esta oposición la que obligó al retiro anticipado de su mandato.

El 7 de junio de 1909 Rafael Reyes Prieto renuncia y encarga del poder ejecutivo al designado, general Jorge Holguín.
El 10 de febrero de 1906 el general Rafael Reyes fue victima de un atentado en el sitio conocido como Barro colorado, actual Bogota, Colombia, sobre las 11 y media de la mañana. Resulta que tres sicarios a caballo dispararon 8 tiros a quemarropa contra el coche del presidente, quien iba con su hija Sofía dentro del mismo. Los delincuentes se marcharon por Chapinero rumbo a La Calera o Sopó. La recompensa por la captura de quienes atentaron contra el presidente de la nación de la época, ascendía a $1.000 oro por cabeza.
Se presumía que los responsables del atentado eran : Arturo Salgar Neira, Roberto González y Fernando Aguilera. Un día después de los hechos la recompensa ascendía a $100.000.

Para el dia 17 de febrero se hablaba que tanto los autores como los cómplices del atentado habían sido juzgados por una corte marcial constituida en consejo de guerra verbal. Dicho organismo condenó a muerte (el día 5 de marzo) de 1906, a las siguientes personas: Juan Ortiz E., Roberto González, Fernando Aguilera y Marco Arturo Salazar como autores principales del ilícito. También fueron condenados por cómplices: a prisión de 12 años, a los señores Bercelino Hernández y Carlos Vélez; 10 años de carcel para Miguel Antonio Acosta; 5 años tras las rejas a Pedro María Ortega, Alfredo Pulido, Antonio Pulido, Luis F. Uzcátegui, Ignacio Ortega y José Gabriel Acosta.
No faltó quien acusara a don Rafael Reyes Prieto de estar cometiendo así, un verdadero acto dictatorial.

Separado de la presidencia de la República, don Rafael Reyes Prieto se embarca en el buque Bayano hacia Europa, viajando y escribiendo libros como: Asuntos internacionales. España y América (1911); Por Colombia, por Iberoamérica (1912), Asuntos económicos e industriales (1917); Notas de viaje de Bogota a la Patagonia ya Tierra de Fuego (1917).
Para el año de 1918 regresa a país aunque muchas personas se oponían a esto; no obstante el presidente Concha accede. Rafael Reyes Prieto, enfermo, solo y aislado de sus conciudadanos, muere el 18 de febrero de 1921.
[1] ROBLEDO Emilio, La vida del general Pedro Nel Ospina, Autores antioqueños Volumen 8, Medellín, Imprenta departamental, 1959, página 84.

Bibliografía consultada
Carrizosa Argaez Enrique. Linajes y Biografías, 1830-1982. Banco de la República, Bogotá, 1983.
Mercado,Agustín. Los hermanos Reyes. El correo nacional. Bogotá, abril 30 de 1907.
Perico Ramírez Mario H. Reyes de cauchero a dictador. Edic. La Rana y el Águila. Fondo especial de publicaciones de la Universidad pedagógica y Tecnológica de Colombia, Tunja, 1974.
Reyes Rafael. Escritos varios. Tipografía Arconvar MCMXX, Bogotá 1920.
Parroquia Santa Rosa de Viterbo, libro de bautismo No 16 Santa Rosa de Viterbo, Boyacá, 1849, fol. 384.

Ediciones 2011-14

1 comentario:

  1. Interesante biografía de uno de los Presidentes más importantes que ha tenido el país. El General Reyes fue un hombre ilustrado, pragmático, cuya obra constituyó el principio del desarrollo de Colombia en momentos de quiebra económica y postguerra.

    SERGIO J. ORTIZ. E.
    Abogado
    Especialista en temas de historia universal

    ResponderEliminar