viernes, 10 de agosto de 2012

Secuestro de Diana Turbay

El secuestro de Diana Turbay no fue algo improvisado. No. Desde junio del año 1990 hombres del cartel de Medellín le hacían seguimiento a la hija del ex presidente liberal Julio César Turbay Ayala y de doña Nydia Quintero (la dirigente de Solidaridad por Colombia).

Diana Turbay trabajaba en la revista hoy por hoy, una empresa ubicada en la carrera 34 con carrera cuarta en Bogotá. Pero los planes iniciales de Pablo Escobar y los suyos se trocaron porque hombres del Departamento Administrativo de Seguridad DAS aparecieron en el momento escogido para secuestrar a la periodista.

La sede organizativa del Plagio era el Hotel La Fontana, un hotel cinco estrellas ubicado al norte de la capital. Alias Popeye y sus hombres abortaron la misión y regresaron a Medellín. Encomendaron la misión a Ricardo Prisco Lopera, alguien con experiencia en estos crímenes, muy involucrado directamente en la muerte del ministro Lara Bonilla. Se inventó un señuelo para hacer salir a Diana Turbay (quien trabajaba también en el noticiero Criptón, una empresa familiar de los Turbay) de su espacio de seguridad: una posible entrevista al cura Pérez, el dirigente del ELN; la idea de tener la exclusiva, podía ser el artificio ideal para secuestrar a la comunicadora.

Usaron efectivamente a un exguerrillero del ELN para que el 30 de agosto ella fuera a la cita, junto a Juan Vitta, Azucena Liévano, Richar Becerra, Orlando Acevedo y el periodista alemán Hero Buss. Serían llevados a la finca La Bola en el municipio de Copacabana, Antioquia. Cada cierto tiempo le hacían grabar cassetes a Diana Turbay para demostrar su supervivencia a sus familiares; doña Nydia Quintero movía cielo y tierra para entrevistarse con Pablo Escobar e interceder por la liberación de los secuestrados. Como no fue posible, le escribía cartas conmovedoras.La tercera semana de enero de 1991 Diana Turbay fallecería en un intento fallido de rescate organizado por el Cuerpo élite de la policía.

Bibliografia consultada:

Mercaderes de la muerte. Edgar Torres Arias. Intermedio editores Círculo de lectores, Santafé de Bogotá 1995.

Ver también: Robin Hood paisa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada