viernes, 24 de junio de 2011

Jose Maria Cordova historia biografia vida

Jose Maria Cordova nacería el 8 de septiembre de 1799 en el caserío La Concepción, en el actual departamento de Antioquia. Su padre, Crisanto de Córdova y mesa era el alcalde del lugar; tenía 37 años cuando nació su hijo, fruto de su matrimonio con Pascuala Muñoz Castrillón, con quien se había casado el 20 de febrero de 1794 y, previo al nacimiento de José María Córdova, ya habían concebido a Gertrudis y a Venancia.

El abuelo paterno del recién nacido, Andrés Laureano Fernández de Córdova había llegado a territorio antioqueño en 1720 procedente de Sevilla. Con el paso del tiempo José María suprimiría el "de" de su apellido. Crisanto de Córdova era comerciante, pésimo comerciante y, pese a la gran dote que recibiera en su matrimonio, una suma de 3.824 castellanos, entre inmuebles, ganado y joyas, su patrimonio iba en franco detrimento.

Para el año de 1802 la familia de José María Córdova se trasladaría a San Vicente, un centro minero donde habrían de nacer otros dos hermanos, Vicente y Mercedes. Dos años más tarde su padre recibía la comisión de la mitad del abasto de Tabaco, desde Honda. Se conoce una carta de don Crisanto Córdova desistiendo de este mal negocio en 1808, cuando José María Córdova tendría 9 años, mismo año en que decide la familia movilizarse hacia Rionegro, donde nacería Luz Mariana, su hermana menor. Ese año, su pariente Francisco Antonio Zea (primo de su madre Pascuala Muñoz Castrillón) hacía parte de las cortes de Bayona (ver Los afrancesados)
Recibiría José María Córdova las primeras letras en la escuela local conducida inicialmente por Manuel Bravo Daza y luegopor el presbítero José Miguel de la Calle.
Para el año de 1811 José María Córdova iría en viaje de negocios a la Costa (tendría doce años) y en el viaje de vuelta fueron asaltados.
En 1814 Francisco José de Caldas inaugura en Medellin el "Curso Militar del cuerpo de Ingenieros de la república de Antioquia" donde habría de ingresar nuestro biografiado.Entre 1814-1815 marcharía bajo las órdenes de Manuel de Serviez, destacando su heroísmo en Río Palo, cuando ya ostentaba el título de subteniente; a raíz de estos méritos se le ascendió a teniente. José María Córdova contaba entonces con 16 años.Siguió a su líder natural, Serviez hasta el Casanare; cuando supo de su asesinato quiso desertar y se fugó del cuartel. Fue apresado y llevado ante Páez quien le montó consejo de guerra y fue condenado a muerte.Intercedieron por la vida del militar, el sacerdote coronel Trinidad Travieso, el gobernador de Casanare Juan Nepomuceno Moreno, etc. El teniente José María Córdova es incorporado al Escuadron 1 de Paez.

En 1817 el joven Córdova pide permiso para ir a ubicarse en las filas de Simón Bolívar, a quen encontraría sobre el mes de junio de dicho año.Participó en la toma de Angostura, presenció el fusilamiento del general Manuel Carlos Piar el 16 de octubre; sería promovido a capitán entre 1817- 1818 y destinado a ser ayudante de campo del general Soublette, participó en los combates de La Puerta (el Semen lo llamaría la historiografía colombiana) contra Pablo Morillo. En agosto de 1818 José María Córdova por sus audacia y arrojo sería nombrado adjunto al estado mayor general; para febrero 14 de 1819 sería ascendido a teniente coronel efectivo.

Así mismo Córdova haría parte del ejército libertador que sellaría la libertad de la Nueva Granada en el Pantano de Vargas y la batalla de Boyacá. Haría parte así mismo de las tropas que al mando del general Anzoátegui salieran en persecución del virrey Sámano. Luego recibiría el encargo de libertar a la provincia de Antioquia y el bajo Magdalena.En el transcurso de esta misión difícil, incorporó a Salvador Córdova, hermano suyo, como abanederado de la Compañía de cazadores.

Por aquellos años se conocen los amores entre José María Córdova y Manuela Morales, una bella muchacha de Rionegro, a quien impresionar el 28 de diciembre de 1819, montando un caballo alazán llamado El Inca recibió un golpe severo en su cabeza contra un muro de calicanto, perdiendo el sentido y resintiéndose su respiración y pulso. 8 horas duró en coma, atendido en el hospital de Rionegro por los médicos Juan Carrasquilla y Pedro Rafael Ruiz de Gutierrez. Solo hasta el 6 de enero de 1820 se hablaba que estaba fuera de peligro, si bien persistían lapsus de memoria, estados febriles, hablaba con dificultad y sentía mucho sueño, etc. Manuela Morales se preocupaba por su arrojo, al estar en los frentes de batalla así,convaleciente: "que no exponga mi vida me dices en tu carta y ya sabes que soy un loco que pierde su razón delante de las balas...". Luego durante el transcurso de la campaña del Magdalena, Córdova olvidaría a su primer gran amor...

En 1821 y luego del éxito de su misión en la Costa Atlántica, es ascendido a Coronel efectivo. Por ese tiempo, y luego de la rendición de Cartagena, ingresaría José María Córdova a la logia masónica "beneficencia". Cuando Panama ofreció unirse a Colombia, Córdova fue el comandante en jefe de la expedición, que el 17 de enero de 1822 marchó a Portobelo. Un mes más tarde recibe instrucciones de movilizar a sus tropas rumbo a Guayaquil para colaborar con la independencia de esa región.El 14 de abril arribaría a Cuenca con sus tropas, si bien por ciertas dificultades no alcanzó a reunirse con el general Sucre en esa fecha; solo hasta el 2 de mayo lo lograría.Hizo parte de las tropas que triunfaron en la batalla de Pichincha. Recién terminados los combates, José María Córdova recibe la orden de partir con 300 hombres hacia el norte a detener los refuerzos realistas que venían desde Pasto.Seis meses después obtendría las charreteras de general.

A fines de 1822 es comisionado para ir al Perú, pues el Libertador tenía en mente reunir los ejércitos suyos con los del sur (de San Martín), para proseguir su ideal de libertad para el continente americano.El 1 de noviembre llegaría José María Córdova de nuevo a Guayaquil donde se haría un retrato que le enviaría a su madre.El 3 de enero de 1823 sería ascendido a general de brigada por sus servicios prestados, luego de la toma de Pasto (un fortín realista por ese tiempo).

El 10 de Febrero sería nombrado como comandante general de armas de Cundinamarca (cuando iba a darse un descanso corto al lado de su familia en Antioquia), sustituyendo en ese cargo a Antonio Nariño. Como si fuera poco, también recibe un cargo burocrático al tiempo, el de presidente de la comisión de reparto de bienes nacionales. Pero estos no eran cargos para un ser ávido de acción. Y como el hijo de Antioquia no se decidió a apoyar a Santander en su particular pelea con Nariño y sus seguidores, fue alejandose de los afectos del general Francisco de Paula Santander.Cuando supo de la campaña del Perú, renuncia a sus cargos para engrosar las filas de las tropas de Bolívar, si bien, alcanzó a estar con su familia, en Rionegro un par de semanas, donde se entera de las deudas tan grandes que tiene su padre y decide empezar a apoyar financieramente a su madre.Parte entonces hacia el sur, llevando consigo a su hermano Salvador como edecán, haciendo una parada en Cali, donde recibe un comunicado de la capital donde le nombran miembro de la corte marcial, un tribunal militar de última instancia, del que también harían parte en primera instancia Rafael Urdaneta, José Lans, Félix de Restrepo y Miguel Peña.Córdova solicitó que se le dispensara de tal cargo y pudiera ir a combatir..

Durante esas fechas en la provincia de Popayán había muchos alzados en armas, sobre todo en Pasto.El 26 de septiembre marcha el general Córdova junto a su segundo José Hilario López y el grueso de las tropas hacia Pasto.Llegando a Chacapamba (Villamoreno), Córdova exigió a los rebeldes que se rindieran, pero estos, dirigidos por Agualongo, se resistieron.Iniciaron los operativos militares para someterlos; una de las misiones más peligrosas se le encomendó al capitán José María Cárdenas, quien al mando de sus hombres debía atacar por la retaguardia a las tropas contrarias en caso de recibir un ataque frontal las fuerzas patriotas.Pero este desobedeció las órdenes y se portó como un cobarde. Córdova se puso tan molesto con su oficial que amenazó con fusilarlo allí mismo. Dicho acto serviría de base para seguirle un posterior consejo de guerra al general José María Córdova.

Finalizando el año, recibe la noticia de la muerte de su padre, don Crisanto; las deudas que dejaba tan solo a los herederos del presbítero José Cosme Echeverri era de 7.000 pesos, deuda que hubo de asumir el general Córdova, asignando, fuera de eso, una mesada de 100 pesos mensuales a su madre y, renunciando a cualquier herencia que le tocara por línea paterna en beneficio de sus hermanas.Diciembre de 1823 lo encontró residiendo en Popayán, donde se le conocen amoríos con la ñapanga (mestiza joven y hermosa), Ignacia Tobar, quien también era cortejada por el Sargento José María del Carmen Valdés.

El 28 de diciembre de 1823 se dice que el general Córdova mató o hizo dar muerte a su rival dentro de la residencia de su enamorada.La versión de José María Córdova era que dicho señor se aprovechaba de los civiles y de los soldados; ese día había golpeado a un asistente del general Córdova; Córdova  intenta llamarle la atención y parece que recibe una agresión, ordenando capturar a dicho sujeto, este intenta huír y es muerto a bayonetazos. Otras versiones citan que fue el mismo Córdova quien lo asesinó bajo la cama de su amante, por violar la prohibición que se le había hecho de visitar a doña Ignacia Tobar.Dicha conducta sería investigada posteriormente por los altos tribunales de su época.

Durante los primeros días de 1824 arriba Córdova a Guayaquil (una ciudad con 16.000 habitantes) haciendo escala rumbo al Perú. El 29 de febrero de 1824 la expedición logra partir llegando posteriormente al puerto La Paita, con abundantes pérdidas de hombres, debido sobre todo a las enfermedades tropicales.Le correspondería pelear, a Córdova y a sus hombres, con honor y coraje en la batalla de Ayacucho. Lo haría tan bien que es ascendido a general de Brigada.Luego sería enviado al alto Perú para apoyar a las tropas de Sucre. Posteriormente, en marzo de 1827 marcha hacia Colombia para responder por el caso del sargento muerto, haciendo una estación en Lima.

El 11 de abril de 1827 parte en un buque coincidiendo en su viaje con Manuela Sáenz. Se dice que dicha dama gustaba del general Córdova, quien muy puritano en sus costumbres, la rechazó. La llegaría a llamar "una escandalosa mujer pública". Se ganó su odio y animadversión. Llega a Popayán, tomando un merecido descanso, viajando hacia Bogotá por la ruta de Neiva, arribando el 11 de septiembre de 1827. El consejo de guerra se reunió el 8 de octubre de 1827; los oficiales que habrían de juzgar a José María Córdova eran: Rafael Urdaneta, Francisco de Paula Vélez y José María Mantilla. Fue absuelto por unanimidad.El proceso, en segunda instancia llegó ala Alta Corte de Justicia.

En 1828 empezarían las discrepancias serias entre José María Córdova y el libertador, por aquello de querer perpetuarse en el poder el segundo. El 25 de septiembre de dicho año ocurre el atentado más grave contra la vida de Bolívar y se acusa a Córdova de participar en el, cuando en realidad el héroe antioqueño acudía a la casa de los Henderson queriendo proteger a Fanny, su enamorada de esa época.Con el transcurrir de los días el malestar de José María Córdova frente a las ideas de Bolívar le fueron alejando de sus afectos y terminaría el general Córdova insurreccionándose. Daniel Florencio O'Leary fue el comisionado para combatirlo, quien le haría asesinar el 17 de octubre de 1829.
Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada