lunes, 20 de junio de 2011

Colombia 1949 historia

Veamos un poco de historia de Colombia 1949, un año después del asesinato de Gaitán, con todas sus consecuencias para nuestros pobladores.
En 1949, perdida toda la credibilidad y legitimidad del aparato estatal, con la violencia generalizada y una campaña agresiva de exterminio a liberales. En Junio de ese año, el equilibrio inestable alcanzado entre las facciones Liberales y conservadoras en el Gabinete ministerial, ser resquebrajó, empezando el enfrentamiento directo en todos los planos posibles. Como era costumbre, las arengas de los prelados y dirigentes católicos, iban dirigidos a exacerbar los ánimos de sus fieles conservadores e incitarlos a “arrasar” con los liberales. El gobierno se negaba a reconocer la violencia partidista desatada. Nombró a tres generales en ministerios que tenían injerencia en el orden público, destruyendo de paso la imparcialidad del ejército.

Para las elecciones parlamentarias, de 1949, el partido liberal ganó, conservando una ventaja de 130.841 votos sobre el partido de gobierno (De un total escrutado de 1.751.804 votos, 937.600 liberales -53.5%-, 806.759 conservadores -46.1%-; el porcentaje de participación electoral llegó al 63.1 % sobre el total de la población apta para votar cedulada)[1]. Desde el Congreso tratarían de trabar la gestión del mandatario. Un proyecto de Ley presentado por Liberales, que incluía el adelantamiento de los comicios presidenciales seis meses y la postergación de la revisión de las cédulas-que temían fueran manipuladas por los conservadores para perjudicar los intereses liberales-, hasta la posesión del Nuevo Presidente de la República, acabó de hacer erupcionar a los volcánicos conservadores. No obstante la oposición y el bochinche, fue aprobado y pasó a sanción presidencial. El presidente lo vetó por inconstitucional y el congreso de mayoría liberal rechazó el veto. Pasó a instancia de la Corte Suprema de Justicia-también de mayoría liberal-, que lo declaró exequible.

Los enfrentamientos, desde el Congreso hasta el pueblo más lejano, arreciaban. Los liberales retiraron al Candidato Echandía, para la presidencia, por falta de garantías; así mismo, vía enjuiciamiento del Congreso al Presidente para deponerlo, planeaban poner fin a la cadena de desmanes contra sus filas. Ospina, avisado de la acusación que pensaba cursársele, suspendió el Congreso (y las Asambleas Departamentales), haciendo uso de la fuerza pública. Dilató los poderes de los gobernadores para que hicieran frente al desorden e impuso una pétrea censura de prensa.
En los reportes económicos figura que el café obtuvo excelentes cotizaciones de hasta 60 centavos de dólar por libra, los bancos y grandes empresas descollaron en ganancias y así mismo los ingresos por tributación, confundiendo la prosperidad de los pudientes con la riqueza de la nación[2].

[1] DEPARTAMENTO ADMINISTRATIVO NACIONAL DE ESTADÍSTICA (DANE), Colombia Política, 1972, páginas 152 y 154
[2] TORRES Giraldo, Ignacio. Los Inconformes, historia de la rebeldía de masas en Colombia, editorial margen izquierdo 1974, página 307

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada