domingo, 20 de marzo de 2011

Cartagena Colombia junio 1810

Estamos en Cartagena junio 1810, cuando habrá de suceder el segundo acto de la independencia de Cartagena de Indias. Resulta que luego de la sesión del cabildo, fechada del 22 de mayo de 1810, al gobernador Montes le pareció gracia no cumplir con lo allí firmado y juramentado, que era deliberar y tomar decisiones conjuntas con el cabildo, en especial con sus dos delegados. Entonces el ayuntamiento decide no solo deponerlo sino expulsarlo del país.Ahora, esta decisión no era nada sencilla, si se tiene en cuenta que el gobernador era también el supremo jefe militar de la provincia.Bueno, pues dos cabildantes se las ingeniaron para hacerle los debidos procesos penales a don Francisco Montes: Miguel Díaz Granados y José María García de Toledo. El asunto se finiquitaría el 14 de junio de 1810 cuando se reúne de nuevo el cabildo, en una sesión bastante acalorada, deponiendo legalmente al gobernador. Previniendo cualquier sorpresa, una compañía del regimiento fijo, mandada por el teniente Miguel Caraballo se apostó en el patio de armas (no sobra mencionar que dicho señor era afecto a la causa de los cartageneros) y apresó a Francisco Montes. Pocos días después sería deportado a la Habana, mientras que en Cartagena se instalaba la junta suprema de gobierno, presidida por el teniente del rey, don Blas de Soria y de los dos cabildantes antes posesionados (ver Cartagena mayo 1810). Ahora, esta no era una junta independiente de España, solo pretendía gobernar mientras que Fernando VII era rescatado de su cautiverio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada