miércoles, 15 de abril de 2009

Caballero y Gongora Antonio, juventud

Caballero y Gongora Antonio nace el 24 de mayo de 1723, en Priego, provincia de Córdoba (España). Era hijo de Juan Caballero y Espinar y de la señora Maria Antonia de Góngora y Lara, al parecer de origen noble[1].
Dos días más tarde es bautizado en la parroquia local y fue posteriormente confirmado un 25 de diciembre de 1728.
La primera educación formal de Antonio Caballero y Góngora la recibió en un antiguo convento de esos que entonces existían en Priego; luego habría de pasar hasta Granada, ingresando como becario de teología del Real Colegio de San Bartolomé y Santiago, en el año de 1736.
A finales de 1747 se recibe como bachiller en filosofía y a la vez como bachiller en teología. Prosigue la carrera eclesiástica en Granada, en el Imperial Santa Catalina (hoy inexistente), terminando sus estudios en teología, graduándose como licenciado en esta materia, formalmente el 3 de julio de 1744.
El día 31 de octubre habría de fallecer su padre Juan Caballero y Espinar para dolor de Antonio y de toda su familia.No obstante lo anterior, Antonio Caballero habría de ordenarse como presbítero el 15 de septiembre de 1750. Luego, por nombramiento hecho por Fernando VII, durante 3 años, Caballero y Góngora, habría de desempeñarse como capellán de la Capilla Real en Granada (13 de noviembre de 1750). Unos años más tarde, otra desgracia familiar habría de cebarse con el preclaro sacerdote, fallece su madre (el 6 de diciembre de 1753). Pero como la vida habría de seguir, vemos a Caballero y Góngora ejerciendo como canónigo lectoral de Cordoba, donde una de sus funciones fue aplicar la censura ecleciástica a varias obras de su tiempo.
El 10 de enero de 1775 es notificado de su ascenso a obispo de Ciudad Real de Chiapa (Nueva España), pero por demoras en los trámites burocráticos y otras circunstancias, en mayo de ese mismo año Carlos III lo presenta para el obispado de Mérida de Yucatán, también en Nueva España.

Leer también: Jose Celestino Mutis, juventud
[1] Los padres de Caballero y Góngora se habían casado en la Villa de Priego el 17 de noviembre de 1717; de esta unión nacieron 6 hijos, siendo Antonio Pascual de San Pedro de Alcantara (curioso, tres nombres de santos de la religión seráfica), el cuarto de ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada