domingo, 1 de marzo de 2009

Colombia y el mundial de 1986

Colombia y el mundial de 1986.
En la historia de Colombia se ven unos casos como para enmarcar.
A comienzos de 1973 don Alfonso Senior, dirigente barranquillero propuso la postulación de Colombia como sede del campeonato mundial de 1986, que le correspondería a un país americano.Este señor, como integrante del comité ejcutivo de la FIFA pensó que tal vez valía la pena intentarlo, porque los beneficios para el país podrían ser gigantescos.Si bien la candidatura no se había presentado oficialmente, en abril de 1973 vendría una comisión del ente regulador del futbol mundial para dar un dictamen preliminar, que se llevaría, el 14 de Mayo a Zurich, Suiza, donde empezaría el proceso que culminaría al término del mundial de Alemania, en 1974, cuando se decidiría qué país sería la sede mundialista de 1986.Había triunfalismo por las toldas colombianas, pues presuntamente iba a ser el único postulado. Como sería que se alcanzó a hablar de la posibilidad de construir un nuevo estadio para la capital colombiana, al occidente de Bogotá, con capacidad de 100.000 espectadores.Los apoyos verbales a la cadidatura colombiana fueron cuantiosos.El 14 de mayo, durante la XVIII sesión del comité ejecutivo de la FIFA, bajo la presidencia del inglés Stanley Rous, deliberó por primera vez en un país de la cortina de hierro: Alemania Oriental.Pero la postulación oficial no fue recibida en aquella ocasión, se manifestó que se hiciera luego de que en enero de 1974 una delegación de la entidad hiciera una inspección los lugares importantes para ese mundial. Efectivamente el 31 de enero de 1974 una comisión de la FIFA arribó a país; recorrieron el estadio Nemesio Camacho, los coliseos El salitre y El campin; el estadio Pascual Guerrero, la Unidad Deportiva Panamericana, el Centro de Capacitación de Coldeportes y el coliseo El pueblo (en Cali); lo mismo hicieron con los estadios de Barranquilla y Medellín. Del mismo modo tomaron concepto del entonces alcalde de Bogotá, Aníbal Fernández de Soto y del presidente de la República, Misael Pastrana. El 9 de septiembre de 1974 el comité ejecutivo de la FIFA, reunido entonces en Francfort, Alemania, le otorga la sede a Colombia.Tremendo regocijo colombiano pero como siempre, todo se diluye en trámites burocráticos, palabrerío y desidia.Cuando se celebraba el mundial de España 1982, se empieza a desvanecer el sueño. Habian pasado casi 8 años y no se había concretado ni una sola obra ni había marco jurídico que respaldara formalmente tal hechura de un mundial en Colombia. Ese año de 1982 era el último del mandato de Julio César Turbay Ayala y sería el primero de gobierno de Belisario Betancur. Todo se había dejado para última hora. En abril de 1982 se reunieron los ministros de educación, gobierno, relaciones exteriores y comunicaciones, con el grupo económico más fuerte del país por entonces, el Grupo Grancolombiano, quien sería el encargado de buscar fuentes de financiación para el mundial de 1986.Varias empresas colombianas se vincularon al proceso y crearon una campaña promocional sin precedentes, para hacer mercadeo en el mundial de España. 10.000 copias de mapas de Colombia con destaque de los sitios turísticos fueron impresas por Carvajal S.A; Berol regalaría estilógrafos a los periodistas que cubririan el mundial ibérico; Gillete donaría 10.000 libretas de apuntes tambien para los periodistas; Fabricato obsequiaría a su vez miles de banderas de Colombia en las puertas de los estadios españoles; habrían 100.000 claveles que el gremio floricultor aportaría; 10.000 discos con temas colombianos sería la participación de Sonolux...en fin.Pero en la FIFA había malestar por la improvisación organizativa de los colombianos. Hermann Neuberger (vicepresidente de la entidad rectora del futbol mundial) decía que era un sueño irrealizable para los colombianos. Joa Havelange, quien andaba en campaña reeleccionista para presidente de la FIFA, venía apoyando a Colombia, pero como en temporada electorial todo se promete y se buscan sombras mejores, dejó hueérfana la opción colombiana. El presidente de la UEFA, el italiano Artemio Franchi afirmaba: "Nadie quiere ir, pero tendremos que ir. Nadie puede quitarle la sede. La sola solución es su renuncia."El mandatario conservador recien elegido, el Dr Belisario, aseveraba tibiamente: "si el mundial de 1986 ha de servir a Colombia se hace. Pero si de lo que se trata es que Colombia deba servir a la gran empresa comercial que es el Mundial de Futbol, no se hará. .." En algo tenía razón el entrante mandatario..pero acaso le hizo falta visión comercial precisamente.Terminado el mundial de España, ya resuelta su reelección, Havelange sentenciaba: "La copa de 1986 se hará en Colombia". Pero soterradamente Neuberger debía hace renunciar a Colombia luego de imponerle una serie de exigencias que nuestro país no podría cumplir. en noviembre de 1982 se terminó de redactar el "cuaderno de cargos de la FIFA", con los requisitos tajantes y apremiantes si Colombia quería hacer el mundial. Ya no iban a ser 16 equipos sino 24. Pero la trampa estaba en el numeral 3, en el acápite de garantías del gobierno donde se decía que cada subsede debería disponer de un aeropuerto construido y asegurado según prescripciones de la IATA y que permitan el aterrizaje de aviones jet; lo mismo se exigía redes ferroviarias y carreteras existente entre las subsedes. NI tiempo ni capital habían para cumplir estas premisas. Otra de las exigencias incumplibles para el mundial de 1986 en Colombia fue la de los estadios. Para la primera vuelta se pedían 12 estadios con capacidad mínima de 40.000 espectadores (solo El Campin y el Pascual Guerrero cumplian este requisito, pues el Metropolitano de Barranquilla solo estaba en construcción); para la segunda vuelta debían tener los estadios capacidad de 60.000 espectadores y para la tercera, de 80.000. ¿De dónde nos los íbamos a sacar si el plazo vencía en noviembre de 1982?La renuncia se produjo el 25 de octubre de 1982 por medio de oficio firmado por el presidente Belisario Betancur.

Leer también: Goleadas a Colombia ; Maximo goleador histórico de la selección Colombia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada