viernes, 16 de enero de 2009

Semmelweis

Ignaz Semmelweis (1818-1865) fue el descubridor de la asepsia, ese conjunto de procedimientos científicos destinados a preservar de gérmenes infecciosos el organismo. A punta de jabón y agua logró reducir la tasa de muertes por natalidad del 12% al 1%, en el hospital donde trabajaba en Viena. La fiebre puerperal, una infección bacteriana del aparato genital femenino producida tras el parto, costaba la vida al 30% de las mujeres que daban a luz en los hospitales, mientras que quienes parían en sus casas apenas se veían afectadas.
Fue el médico húngaro Ignaz Semmelweis quien hizo seguimiento al problema y a su posible solución, descubriendo que si hacía lavar las manos a los estudiantes de obstetricia con agua clorada y jabón antes de asistir a la parturienta evitaba que se contagiara la enfermedad. Pero la comunidad científica de Viena no le creyó.Semmelweis volvió a Budapest donde hizo apología de su descubrimiento, pero como lamentablementeno habían aparecido los estudios de Pasteur sobre los microbios,nadie le creyó.El mundo no estaba listo para la asepsia de Semmelweis


Leer también: Zea y el jardín Botánico

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada