martes, 9 de diciembre de 2008

Zea, el destierro


El 3 de noviembre de 1795 partió Zea hacia el destierro; su primera escala necesaria fue Cartagena de Indias, luego, el 24 de noviembre es embarcado en la fragata “Palas”, de la marina de guerra española, rumbo a la Habana, a donde arribaron el 12 de diciembre del mismo año. Zea iba con fiebres de paludismo. La escala en Cuba duró hasta el 22 de enero de 1796 que es cuando se les embarca con destino al puerto de Cádiz, distribuidos en tres barcos así: en el barco San Juan Bautista iban Francisco Antonio Zea, Sinforoso Mutis, José María Cabal, Pedro Pradilla y Enrique Umaña. En los otros dos, los demás.
El 12 de marzo de 1796 llega a Cádiz y es interno en el Castillo de San Sebastián, donde las condiciones eran bastante buenas, dándoseles inclusive permiso para pasear por la ciudad sin custodia, tener amigos con los compatriotas residentes en el puerto. Era un pueblo realmente ganado por la Revolución francesa. El enviado diplomático de la República francesa, señor Perignon, gozaba en la corte de Madrid de amplias influencias. Fue él uno de los que obtuvo la aprobación del rey Carlos IV para que declarara a guerra a Inglaterra y de los que abogó por la libertad de los desterrados americanos[1].
El 10 de noviembre de 1797 se emana una real orden donde se sobreseyó en las causas de los pasquines, derechos del hombre y sedición, que realmente lo hecho por los acusados era hablar del nuevo sistema de Francia y su deseo que el mismo alcanzase hasta estas provincias. Téngase en cuenta que esto se dictamina cuando España hizo las paces con Francia. Solo hasta la primavera de 1799 se les notificó la real disposición por la cual se les daba la ciudad gaditana por cárcel a Zea y a los demás proscritos. Luego, en junio del mismo año se les excarceló totalmente, regresándoseles sus bienes embargados y permitiéndoseles regresar a sus tierras de origen.[2]
Ver también: Manuel Godoy; Zea, reo
[1] Téngase en cuenta que había un “conspirador” francés: Luis de Rieux.
[2] Bibliografía consultada:
Botero Saldarriaga Roberto. Francisco Antonio Zea, Tomo I. biblioteca banco popular volumen 2, Editorial Kelly, Bogotá 1969.

1 comentario:

  1. ora si no capte!!, quien demonios es Zea???, saludoss!!

    ResponderEliminar